top of page

Sta. Lutgard -Serie Santos del Sagrado Corazón

Comenzamos nuestra serie de Santos del Sagrado Corazón con esta Santa mujer que en vida ayudó espiritualmente y con consejo a los amigos de San Francisco de Asís y de Santo Domingo.


Oh Santísimo Corazón de Jesús, fuente de toda bendición, te adoro, te amo y con vivo dolor por mis pecados te ofrezco este pobre corazón mío. Hazme humilde, paciente, puro y totalmente obediente a tu voluntad. Concédeme, buen Jesús, vivir en ti y para ti.

Protégeme en medio del peligro. Consuélame en mis aflicciones. Dame salud del cuerpo, asistencia en mis necesidades temporales, tu bendición en todo lo que hago y la gracia de una santa muerte. Amén.


Santa Lutgardis nació en Tongeren en 1182. Fue admitida en el monasterio benedictino de Santa Catalina cerca de Sint-Truiden a la edad de doce años, no por una vocación sino porque su dote se había perdido en un negocio fallido. Era atractiva, le gustaba la ropa bonita y le gustaba divertirse. Para Santa Lutgarda el claustro representaba una alternativa socialmente aceptable a la desgracia de la vida soltera en el mundo.Vivió en el convento durante varios años sin tener mucho interés por la vida religiosa. Podía ir y venir y recibir visitas cuando quisiera.

Segun La Vita, fue en el salón, una agradable pausa en la monotonía de la observancia monástica, donde tuvo una visión de Jesucristo mostrándole sus heridas, y a los veinte años hizo sus votos solemnes como benedictina.


Santa Lutgardis fue una de las grandes precursores de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. La primera revelación mística registrada del corazón de Cristo es la de Santa Lutgardis. Según Thomas Merton, Santa Lutgardis "... entró en la vida mística con una visión del Corazón traspasado del Salvador, y había concluido sus desposorios místicos con el Verbo Encarnado mediante un intercambio de corazones con Él".


Concédeme, buen Jesús, vivir en ti y para ti.

Cristo vino a ella, ofreciéndole cualquier don de gracia que deseara, ella le pidió un mejor conocimiento del latín, para comprender mejor la Palabra de Dios y alzar la voz en alabanza coral. Cristo accedió a su pedido y, después de unos días, la mente de Santa Lutgarda se inundó con la riqueza de salmos, antífonas, lecturas y responsorios. Sin embargo, persistía un doloroso vacío. Con una franqueza desarmante, regresó a Cristo, pidiendo que le devolviera su regalo y preguntándose si, posiblemente, podría cambiarlo por otro. “¿Y por qué lo cambiarías?” Cristo preguntó. “Señor, dijo Santa Lutgarda, “lo cambiaría por tu Corazón”. Entonces Cristo metió la mano en ella y, quitándole el corazón, lo reemplazó con el suyo, al mismo tiempo escondiendo su corazón dentro de su pecho.


Durante este tiempo, se sabe que mostró dones de curación y profecía, y era experta en enseñar los Evangelios. Estuvo ciega durante los últimos once años de su vida y murió por causas naturales en Aywières. Según la tradición, tuvo una visión en la que Cristo le informaba de su próxima muerte. Murió el 16 de junio de 1246, el día después de la fiesta de la Santísima Trinidad, a la edad de 64 años.




Nacio 1182 Tongeren,

Fallecido 16 de junio de 1246

Fiesta 16 de junio

Patrona: para un buen parto; gente ciega; Personas discapacitadas; Flandes; Movimiento Nacional Flamenco















Pintura:

San Lutgardo porGoya, 1787. Monasterio de San Joaquín y Santa Ana, Valladolid.



Santa Lutgardo cegada por el Corazón de Jesús;

La fragancia de Cristo

Ayúdame a difundir tu fragancia dondequiera que vaya - déjame predicarte sin predicar, no con palabras sino con mi ejemplo - por la fuerza atrapante, la influencia comprensiva de lo que hago, la evidente plenitud del amor que mi corazón te tiene.-John Henry Newman


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page