top of page

Santa Gemma Galgani -Serie Santos del Sagrado Corazón

Continuamos nuestra serie en preparación al gran jubileo del Sagrado Corazón de Jesús aprendiendo de nuestra amiga Santa Gemma Galgani. Su amor por Cristo la llevó a amar la pasión y ofrecerse a sí misma como víctima también por los pecados del mundo. Aunque su vocación fue frustrada, nunca se desanimó en su entrega a Dios, y constante oración por la iglesia.


 

Oración:

Oh Santísimo Corazón de Jesús, fuente de toda bendición, te adoro, te amo y con vivo dolor por mis pecados te ofrezco este pobre corazón mío. Hazme humilde, paciente, puro y totalmente obediente a tu voluntad. Concédeme, buen Jesús, vivir en ti y para ti.

Protégeme en medio del peligro. Consuélame en mis aflicciones. Dame salud del cuerpo, asistencia en mis necesidades temporales, tu bendición en todo lo que hago y la gracia de una santa muerte. Amén.


 

Santa Gemma Galgani fue una santa y mística italiana que recibió los estigmas (las llagas de nuestro Señor). Se dedicó a Dios y a la oración y sufrió mucho en su corta vida, muriendo a los 25 años. Es conocida como la Flor de Lucca y la Hija de la Pasión.

Desde muy joven, Gemma desarrolló el amor por la oración. Hizo su Primera Comunión el 17 de junio de 1887. Cuando era estudiante en una escuela dirigida por las Hermanas de Santa Zita, Gemma era amada por sus profesores y sus compañeros de estudios . Aunque tranquila y reservada, siempre tenía una sonrisa para todos. Desafortunadamente, Gemma tuvo que dejar la escuela debido a su mala salud crónica antes de completar el curso de estudios.


A lo largo de su vida, Gemma fue elegida con muchas experiencias místicas y gracias especiales. A menudo, los demás los malinterpretaban, lo que le provocaba el ridículo. Gemma sufrió dolores de cabeza y en reparación, recordaba que Nuestro Señor mismo había sido incomprendido y ridiculizado.


Santa Gemma tenía un inmenso amor por los pobres y los ayudaba en todo lo que podía. Tras la muerte de su padre, Gemma, de 19 años, se convirtió en la figura materna de sus siete hermanos y hermanas.Gemma se enfermó gravemente de meningitis. Sintiéndose tentada por el diablo, Gemma pidió ayuda al Venerable Pasionista Gabriel Possenti. Gracias a su intercesión, Gemma se curó milagrosamente.


Santa Gemma deseaba ser monja, pero su mala salud le impidió ser aceptada. Ofreció esta desilusión a Dios como sacrificio.


El 8 de junio de 1899, Gemma recibió una advertencia interna de que se le iba a conceder una gracia inusual. Sintió dolor y sangre saliendo de sus manos, pies y corazón. Estas eran las marcas de los estigmas. Cada jueves por la noche, Gemma caía en éxtasis y aparecían las marcas.


Tales marcas, llamadas estigmas en el lenguaje de la Iglesia Católica, se refieren a la aparición de las llagas de Jesucristo crucificado en los cuerpos de algunos hombres y mujeres cuyas vidas están tan conformadas a la suya que reflejan esas heridas de amor redentor para otros.


Las estigmas permanecian hasta el viernes por la tarde o el sábado por la mañana. Cuando el sangrado se detenía, las heridas se cerraban y sólo quedaban marcas blancas en lugar de los cortes profundos. Los estigmas de Gemma seguirán apareciendo hasta que su confesor, el reverendo Germanus Ruoppolo, le aconsejó rezar por su desaparición debido al deterioro de su salud. A través de sus oraciones, el fenómeno cesó, pero las marcas blancas permanecieron en su piel hasta su muerte.


Con la ayuda de su confesor, Gemma se fue a vivir con otra familia donde se le permitió más libertad para su vida espiritual que en su casa. Con frecuencia se le encontraba en estado de éxtasis y en una ocasión se creyó que había levitado. Sus palabras dichas durante sus éxtasis eran registradas por su confesor y un familiar de su familia adoptiva.


Al final de sus éxtasis, volvia a la normalidad y continuaba tranquila y serena. Gemma veía a menudo a su ángel de la guarda. Enviaba a su ángel de la guarda a hacer mandados, normalmente para entregar una carta o un mensaje oral a su confesor en Roma.


En enero de 1903, a Gemma le diagnosticaron tuberculosis. Al inicio de la Semana Santa de 1903, Gemma empezó a sufrir mucho. Murió a los 25 años el Sábado Santo un 11 de abril. El párroco que la acompañaba dijo: "Murió con una sonrisa que permaneció en sus labios, de modo que no pude convencerme de que realmente estaba muerta".


Nació: 12 de marzo de 1878

Comienzan Experiencias Místicas Extraordinarias: 1898

Cura Milagrosa: Viernes 3 de marzo de 1899 -1er viernes del mes (devoción al Sagrado Corazón)

Estigmas recibidos: 8 de junio de 1899 - Vigilia de la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Falleció: Sábado Santo,11 de abril de 1903

Día festivo: 11 de abril (o 16 de mayo para los de la Congregación Pasionista).


Hice por mi cuenta algunos propósitos para regular mi vida: 1° Me confesaré y comulgaré cada vez como si fuera la última, 2° Visitaré a menudo a Jesús Sacramentado, en especial cuando me viere afligida. 3° Me prepararé para las fiestas de la Virgen con alguna mortificación y todas las noches pediré la bendición a la Madre del cielo. 4° Caminaré siempre en le presencia de Dios. 5° Cada vez que oiga sonar el reloj repetiré tres veces ‘Jesús mío, misericordia’.


OFRECIMIENTO AL CORAZÓN DE JESUCRISTO

Aquí me tenéis postrada a vuestros pies santísimos, mi querido Jesús, para manifestaros en cada instante mi reconocimiento y gratitud por tantos y tan continuos favores como me habéis otorgado y que todavía queréis concederme. Cuantas veces os he invocado, ¡oh Jesús! me habéis dejado siempre satisfecha; he recurrido a menudo a Vos, y siempre me habéis consolado. ¿Cómo podré expresaros mis sentimientos, amado Jesús? Os doy gracias



Comments


bottom of page