Da Vida al Mundo

En el Evangelio de San Juan (Jn 6, 24-35) encontramos esta frase que me llama mucho la atención cuando la escuche durante Misa el día de hoy dice Jesús: "...porque el pan de Dios es el que desciende del cielo y da Vida al mundo". Me dejo pensando en que es lo que da vida al mundo, en especifico a mi mundo. ¿Mi trabajo? ¿Mi familia? ¿Mi búsqueda de un buen estatus social? Todo esto es bueno, mas sin embargo no es el fin y único objetivo que existe en la vida.


"Porque el pan de Dios es el que desciende del cielo y da Vida al mundo." Jn 6, 33

A mi me impulsa la vida de nuestro querido Beato Carlo Acutis, un joven adolescente que aunque amaba la vida, jugaba fútbol, vídeo juegos, tenia un montón de amigos, descubrió que el sentido de la vida estaba en lo superficial. Todo es bueno, mas sin embargo si esto no nos ayuda a vivir la vida de una manera que nos lleve a la casa celestial, entonces, pues, estamos estancados en el presente y no en la Vida de la que habla Jesús. Jesús viene a darnos un nuevo modo de vivir. La Eucaristía, el Pan de Dios, da una Vida nueva al mundo. Somos nosotros los que somos llamados que al recibirlo demos testimonio de esta vida nueva en el mundo. Dice el Papa Francisco que muchos buscamos a Dios, como mucha gente del Evangelio, por los milagros que hacia, o porque literalmente les daba pan y peces de comer. Mas sin embargo, el Cristiano debe de buscar a Dios porque busca amarlo, porque Jesús le ha dado un nuevo sentido a su vida. El amor de Cristo me impulsa a amar desinteresadamente a mis hermanos y hermanas. A ser caritativo, porque Dios es caritativo conmigo.

“en lugar de preocuparnos sólo por el pan material que nos quita el hambre, acojamos a Jesús como pan de vida y, a partir de nuestra amistad con Él, aprendamos a amarnos entre nosotros. Con gratuidad y sin cálculo” Papa Francisco

Asi es que no esta mal que busquemos ser las mejores versiones de nosotros mismos. Es de suma importancia que veamos por el bienestar físico, emocional y financiero de nuestros seres queridos. Mas sin embargo, es también de suma importancia que lo hagamos por amor a Dios, y porque Dios nos invita a amar. Entonces nuestro sacrificio tiene un valor mas grande.

 

Tu grupo de Jóvenes

Te invito a que con tu grupo tomen tiempo para discernir la voluntad de Dios en sus vidas.. Te invito a tomar en cuenta estos pasos de nuestros amigos de "Jóvenes Católicos":

  1. Arrepentirme: creer en el Evangelio y luchar contra el pecado de mi vida. De hecho, esencialmente el pecado es el rechazo de la voluntad divina. Es pecado no tanto por transgredir una norma como por rechazar el plan de amor de Dios sobre mí. Hay una serie de cosas, lo que dice la Iglesia, sobre lo que ya no tenemos que discernir, nos vienen dadas. Debemos tratar de entenderlas y profundizar, pero son disposiciones que nos da Dios a través de la Iglesia. El auxilio sacramental es la Confesión.

  2. Querer lo que Dios quiere. No puedo moverme por mis intereses. Mi objetivo no puede ser pretender que Dios quiera lo que yo quiero sino al revés. No es elegir yo y después poner a Dios en eso sino ir a lo que Dios quiere de mí.

  3. Desarrollar el corazón de Jesús: la vida cristiana. Dejar que Cristo viva en mí, que quien me vea a mí, vea a Cristo. Ya hemos dicho que la vida de Cristo es obedecer al Padre. Por eso me entrego a Cristo para que él me muestre al Padre pues nadie va al Padre sino por Cristo.

  4. Para todo ello es necesaria la oración, sin ella, resulta imposible conocer la voluntad de Dios. Sacramentos, Liturgia y oración personal.


 


Conoce a San Ignacio de Loyola

Acabamos de pasar la fiesta de San Ignacio de Loyola. Te invito a leer este articulo que esta buenísimo sobre San Ignacio. El Padre Jesuita, Jesús Zaglul Criado lo llama: "Un santo impactante para los jóvenes de hoy ".

 





1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo